domingo, 5 de diciembre de 2010

Vacio Piso

De pronto me siento como alguien que está en la cima de un lapiz. A punto de lanzarse a un frío y duro piso blanco. Morir y ser punto final. Pero mis alas me han convertido en una oración larga. Casi tan larga como la más pequeña de las calles. Deambularé entonces por el desierto convertido en un pájaro que exhala tinta. Seré una pluma azotada por el viento. ¿Y luego qué? Árboles, jaulas, balas de escopeta. Corrientes de aire que conducen a otras corrientes de aire. Laberintos en el cielo con paredes de vapor de agua. Y el Sol encima, el gran pájaro.

2 comentarios:

nkamara dijo...

Me gusta. La pluma de tinta convertida en pájaro que evita el punto final.

principeeto dijo...

Si, lo evita. Levita.